Mostrando entradas con la etiqueta SinControl_13. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta SinControl_13. Mostrar todas las entradas

lunes, 29 de abril de 2019

SinControl #13

Os presentamos la última recopilación de artículos publicados en el blog de la sección sindical de CGT-CELLS:

Si te han gustado estos artículos y quieres estar al día sin tener que esperar a los recopilatorios, puedes suscribirte al servicio de alertas de nuevos artículos.



viernes, 26 de abril de 2019

Manifestacions 1er de Maig 2019

Manifestacions 1 de Maig 2019

Barcelona: 18:30, Plaça Paisos Catalans

Sabadell: 11:00, Plaça Catalunya


Ens han imposat la mentida que aquest és el funcionament normal de les coses, que així és la vida i no es pot fer res. Que uns estaran a dalt i que tots els altres hem de treballar per ells, obeir. Que el nostre temps és per ells, que la nostra salut és secundària, que el fet important és que produïm per ells.

Fa deu anys i poc de la gran mentida de la «crisi», que hem pagat amb encara més patiment mentre els rics no paren d’incrementar els seus beneficis. Mentre nosaltres patim, el número d’ultrarics a l’estat espanyol s’ha duplicat en 8 anys.

Ara ells parlen de recuperació, però tot segueix igual per a la classe treballadora. Cobrem el mateix que fa deu anys, mentre el preu de la vida ha augmentat a tots els nivells, especialment en béns de primera necessitat com és l’habitatge l’aigua o l’electricitat. El 87% dels nous contractes són temporals, les hores extres no pagades superen a les pagades, la majoria dels convenis col·lectius semblen una broma de mal gust, joves que porten mitja vida respirant crisi i que a poc a poc perden l’esperança en poder viure la seva pròpia vida de forma digna, ofegats per un atur juvenil del 35% i per uns salaris ridículs que no permeten ni independitzar-se ni res.

La mentida es constata amb una bretxa salarial del 15% sobre les dones, amb uns treballs de cures i reproductius invisibilitzats que carreguen majoritàriament en silenci. La vergonyosa llista negra dels assassinats per violència de gènere suma setmana rere setmana, mentre governs de dretes i esquerres treuen feminisme per la boca, i aquí no canvia res de res.

La gran mentida és que les empreses fa anys que recullen beneficis, arribant a doblar-los en els darrers sis anys. La gran mentida és que el 10% més ric acumula més de la meitat de la riquesa, mentre el 10% més pobre ha de subsistir amb 8000 € a l’any. La vergonya és tenir una taxa de treballadors en risc de pobresa que arriba al 18%. La mentida és desenes de desnonaments setmanals, mentre tenim el parc de pisos buits més gran d’Europa, la majoria en mans d’empreses que només busquen el màxim benefici en el menor temps.

La gran mentida és acusar els migrants més desafavorits d’aprofitar-se dels serveis socials escapçats per les retallades, és tancar fronteres i deixar morir persones al mar. Persones que fugen de guerres i espoli creat per mantenir l’statu quo del capitalisme global. La vergonya és que un 47% de les persones migrants a Catalunya estiguin en risc de pobresa.

La gran mentida és l’existència d’un sindicalisme pactista i corrupte que viu agenollat al govern de torn. Un sindicalisme de poltrona on les cúpules fan i desfan sense escoltar a les treballadores, que s’ha carregat el prestigi de les agrupacions obreres que tantes millores ens han portat.

Per això és hora de revertir la situació, de teixir llaços entre les oprimides, de començar a caminar plegats en una mateixa direcció per tal d’enfortir un moviment que pugui fer front als continus cops del capitalisme. Construir un moviment que proposi una alternativa al model productiu, que aturi la bogeria del creixement continu en un planeta finit. Una proposta econòmica enfocada al benestar de les persones treballadores, i al repartiment equitatiu de la riquesa. Una economia que contempli la conciliació amb la vida personal.

Ens diuen que no es pot fer res, però menteixen. Ho veiem als ulls nerviosos dels directius quan fem una vaga, quan els plantem un piquet a la porta i els demostrem qui mana aquí, ho escoltem a la veu de polítics de merda quan intenten contenir la força de les dones al carrer amb xerrameca buida, ho sabem quan la ràbia de la seva policia ens colpeja per mantenir un sistema de privilegis que no serà etern.

Som milions i aquesta és la veritat que els fa por. Fem allò que temen i organitzem la resposta contra el present i futur de patiment que ens ofereixen. Uneix-te al teu sindicat més proper. Lluitem per una vida digna i lliure.


Construïm l’alternativa llibertaria.
Catalunya, abril del 2019.



La mentida és el capitalisme.

martes, 23 de abril de 2019

Denunciar por encima de sus posibilidades

En una reciente sentencia judicial contra Metro Barcelona (abajo), el juez deja en manos de la fiscalía la posibilidad de encausar a la Dirección por probable malversación de fondos públicos. El juez ha estimado que la Dirección ha iniciado un proceso judicial, a sabiendas que no había caso, con el solo objetivo de desgastar a los trabajadores y que se replanteen reclamar sus derechos. La Dirección malgasta fondos públicos en abogados para acabar echándose atrás en el último minuto.
¿De qué nos suena esto?
¿Podría tal vez la fiscalía ver casos similares en CELLS?

Mientras que las Direcciones de las empresas y centros públicos no tienen problemas en quemar miles de euros sin sentido en bufetes de abogados, los trabajadores que quieren defender sus derechos deben costearse los abogados de su bolsillo … o tal vez no todos:
¿Qué opinaría la fiscalía sobre el hecho que CELLS pagase los abogados particulares a la jefa de RRHH en el pasado conflicto con el Comité de Empresa?
¿Sería un posible caso de malversación? Quien sabe.

Lo que de momento queda claro es que ya existen precedentes en los que un juez ha estimado que gastar dinero público en procesos judiciales sin sentido y que nunca debieron haberse llevado a cabo puede tener implicaciones penales sobre los directivos.



Une con flechas XI


viernes, 12 de abril de 2019

¿Cuánto cuesta una pizza?


Nos hemos enterado que en las intervenciones de on-call se elimina de la compensación el tiempo empleado para comer durante la intervención.

Hay que recordar que las intervenciones de on-call suelen ocurrir en horas intempestivas entre semana (tardes y noches) y durante los fines de semana y festivos (a cualquier hora). Estas intervenciones son imprevistas, urgentes y suelen deberse a un problema en algún sistema importante que requiere ser reparado de inmediato para así garantizar la operación del Sincrotrón.
Nada que ver con intervenciones preventivas o de mantenimiento programadas con antelación y cuya duración es más o menos conocida, a pesar de que también se realicen fuera del horario habitual y se compensen como horas extras.

Cuando la persona en on-call es requerida para venir a CELLS a resolver un problema, lo que realmente quiere es solucionarlo con la mayor rapidez posible para poder así recuperar el sistema y volverse a casa a dormir o a seguir con el fin de semana planeado.
A nadie se le pasa por la cabeza (porque no es así), que los trabajadores se paren una o dos horas a comer un sábado o a cenar un martes a las 11pm … bueno, por lo visto a nadie no.

Cuando se gestionan las compensaciones por los servicios de on-call, desde administración preguntan a los trabajadores cuánto tiempo dedicaron a comer alguna cosa durante la intervención y descuentan ese tiempo de la compensación por el servicio. Y cuando decimos “alguna cosa” es porque realmente nos referimos a “alguna cosa”. Estamos hablando, por ejemplo, de trabajadores a los que se les han descontado 15 minutos de compensación por bajar a la máquina de vending a comerse un sándwich (de mierda) para así seguir de inmediato con la intervención y poder recuperar el sistema lo antes posible.
Comer rápido y mal para conseguir una rápida recuperación del servicio al final tiene un coste … para a los trabajadores.
¿Cuánto cuesta una pizza? A poco que un trabajador en on-call haga las cuentas, cuesta mucho menos que el tiempo de compensación que le van a quitar por haberla pedido durante una intervención de 7h en domingo.

Sabiendo esto, ¿qué se supone que deben hacer los trabajadores en oncall?
¿No comer nada durante las intervenciones que han llegado a durar más de 10h?
¿Mentir y comer a escondidas en el baño para que nadie les vea con el kebab?
¿O tal vez, puesto que saben que igualmente les van a descontar ese tiempo de comida, parar durante una hora (o dos) a mitad intervención para ir a cenar al McDonalds? … y que se recupere el acelerador o la beamline una hora (o dos) más tarde.
Habría que preguntar a los usuarios y al grupo de operación qué opinan sobre esto último.

Más allá de lo patético que es contabilizar el tiempo por comerse una pizza en la Service Area un sábado a la noche, parece una mala praxis en tiempos en los que la Dirección pretende atraer a voluntarios para cubrir el servicio de on-call. No es ésta una de las “novedades” que hará que los posibles voluntarios decidan enrolarse en los grupos de on-call … más bien todo lo contrario.

Y ya que nos ponemos a hablar de horas de trabajo real y horas de trabajo no remuneradas, nos parece todavía más lamentable esta situación cuando la Dirección sabe perfectamente que la mayoría de los trabajadores de CELLS trabajan muchas más horas de las 1752h / año remuneradas. Esas horas extras diarias que todo el mundo acaba haciendo y que jamás son contabilizadas.
Siempre que se ha puesto sobre la mesa este problema a la Dirección nos hemos encontrado con explicaciones vagas y “excuses de mal pagador”.
Pero ahora resulta que comerse un bocata durante una intervención en fin de semana, cuando te han levantado de la cama para resolver un problema urgente, supone un falta de trabajo real que debe descontarse.

Llegados a este punto, tal vez en breve también nos pregunten por el tiempo dedicado a ir al baño durante nuestras horas de trabajo, o tal vez el tiempo empleado para tomar un café y fumarnos un cigarrillo … bueno no, con el tema del cigarrillo creemos que no pasará.

“CELLS: Innovation that Excites”

viernes, 22 de marzo de 2019

Campaña anti-armamentística en CELLS


Desde la sección sindical CGT-CELLS queremos romper una lanza en favor de la reciente campaña anti-armamentística que ha emprendido la dirección.

Nos parece un acto valiente y ejemplar a la vez que necesario, plantar cara de esta manera al lobby armamentístico.

Así que ya lo sabéis compañeros, desde hoy mismo está prohibida la entrada de cañones a la instalación.



Esperamos que a esta medida se sumen otras para conseguir el cierre de fábricas armamentísticas y la desmilitarización del estado Español.

Stop Wars