martes, 23 de abril de 2019

Denunciar por encima de sus posibilidades

En una reciente sentencia judicial contra Metro Barcelona (abajo), el juez deja en manos de la fiscalía la posibilidad de encausar a la Dirección por probable malversación de fondos públicos. El juez ha estimado que la Dirección ha iniciado un proceso judicial, a sabiendas que no había caso, con el solo objetivo de desgastar a los trabajadores y que se replanteen reclamar sus derechos. La Dirección malgasta fondos públicos en abogados para acabar echándose atrás en el último minuto.
¿De qué nos suena esto?
¿Podría tal vez la fiscalía ver casos similares en CELLS?

Mientras que las Direcciones de las empresas y centros públicos no tienen problemas en quemar miles de euros sin sentido en bufetes de abogados, los trabajadores que quieren defender sus derechos deben costearse los abogados de su bolsillo … o tal vez no todos:
¿Qué opinaría la fiscalía sobre el hecho que CELLS pagase los abogados particulares a la jefa de RRHH en el pasado conflicto con el Comité de Empresa?
¿Sería un posible caso de malversación? Quien sabe.

Lo que de momento queda claro es que ya existen precedentes en los que un juez ha estimado que gastar dinero público en procesos judiciales sin sentido y que nunca debieron haberse llevado a cabo puede tener implicaciones penales sobre los directivos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.