jueves, 22 de junio de 2017

Y los procesos de selección, también transparentes como el agua

Tras ser informado de su no selección para re-ocupar la plaza dentro del grupo de Logística en CELLS, el ya ex-trabajador en cuestión envió este email a todos los trabajadores en el que se intuían carencias en el proceso de selección de la plaza, razón por la cual el Comité de Empresa (CE) solicitó a la Dirección las siguientes aclaraciones:


A lo que la Dirección ha tenido a bien responder:


Es decir, “que lo que solicita el CE es Top-Secret y por lo tanto no os podemos dar dicha información … pero te lo juro por Snoopy que lo hemos hecho todo conforme a la normativa”.
Además la Dirección ha ignorado el resto de peticiones de aclaración como: la convocatoria del puesto, los criterios de selección ...

Y por lo tanto nos encontramos en la ya desgraciadamente habitual situación de:
  • Comité: Hola, soy el CE y necesito que me pases esta info para comprobar que el proceso de selección se ha hecho conforme a la normativa, se publicó la oferta de trabajo en tiempo y forma debidos y se ha seleccionado al mejor candidato según los criterios de selección que préviamente deberíais haber definido.
  • Directora: Hola, soy la Directora, y esto no es público y por lo tanto no os voy a informar … pero estad tranquilos ya que todo se está haciendo correctamente. No es que queramos esconder nada, eh!!! que quede claro
  • Comité: Si todo se ha hecho correctamente, el proceso de selección se ha hecho según la normativa y el candidato seleccionado era el de mayor puntuación según los criterios de selección … ¿por que no lo demuestras entregando la información que te pedimos y ya está? ¿que és exactamente lo que quieres mantener en secreto?
  • Directora: Estoooooooo, si, ya, bueno … pero es que el que manda de verdad me ha dicho que no os dé nada de nada, y que os diga que no es público y punto
  • Comité: No será público para colgarlo en el tablón de anuncios, pero el CE somos los representantes de los trabajadores con deber de sigilo sobre los temas personales y que además debemos ejercer esta función de fiscalización sobre las acciones de la empresa. Además, si todo es correctísimo … ¿donde está el problema para no demostrarlo fácilmente?
  • Directora: Estooooooooo, si, ya , bueno … SOCORROOOOOO !!!!!!!!!!!!!
  • CE: Vale, ya está, es lo de siempre … cualquier papelito que queramos, se lo tendremos que pedir a través de la Inspección de Trabajo

Es decir, la enésima situación de falta de transparencia de la Dirección en todo lo que hace, pero “te lo juro por Snoopy que no hay nada raro detrás, ni trapicheos ni nada de nada”.
Por cierto, si queréis daros un baño de transparencia e información de interés para los trabajadores, no olvidéis navegar por la páginas del portal de transparencia de CELLS y los Management Board News… información útil, útil de la buena. Tened una biodramina a mano por si os mareáis con tanta información.

Eso sí, mientras al CE se le ignora sistemáticamente y se le impide realizar su labor y mientras estamos a la espera de citación por la demanda que la Dirección interpuso contra varios miembros del CE y de las Secciones Sindicales, nos vamos todos y todas de Barbacoa fraternal “pa crear sentimiento de grupo” !!!

Y que conste que no estamos en contra de que se organicen este tipo de eventos, simplemente señalamos que contrasta con la forma de llevar las relaciones con los trabajadores y trabajadoras del laboratorio y sus representantes legales.
No es precisamente éste un Comité de Empresa que no haya realizado propuestas encaminadas a mejorar el ambiente laboral y a aumentar la implicación del personal en el proyecto. De triste recuerdo para todos nosotros es la lista de casi 20 propuestas de mejoras que se trasladaron a la Dirección en el 2013, tras una enorme fuga de personal hacia otros proyectos más atractivos, y de las cuales solo fueron consideradas 2 por parte de la Dirección: la reducción del precio del menú de la cantina (que por desgracia ha conllevado una considerable reducción de su calidad) y la construcción de una sala de ocio (a modo de 3 sofás y 2 mesitas).

Visto en ALBA: Procesos de selección

¡Hola!.

Soy M., excompañero vuestro de logística y transporte. Os envío este e-mail; ya que hasta el día 2 de mayo de 2017 no he tenido la certeza segura de no volver a trabajar con vosotros en Alba. Me gustaría despedirme de tod@s vosotr@s y explicaros, así por encima, este pequeño, pero importante episodio de mi vida.

Comencé a trabajar en Alba en octubre de 2014 como sustitución de una baja laboral de vuestro compañero F.L. (logística y transporte). En principio era un contrato de corta duración, pero por suerte para alguno y por desgracia para otros, se alargó durante 2 años y 5 meses (octubre de 2014 – febrero de 2017). Tiempo durante el cual he podido disfrutar de grandes compañer@s. Después de este tiempo, la plaza que ocupaba quedó vacante y se abrió el proceso de selección EST-PO-01-17. Técnico de logística y transporte – División de Ingeniería. Viendo que cumplía con todos y cada uno de los requisitos que pedían para la vacante (exceptuando el dominio del inglés, que no era una exigencia; sino que se valoraría el saberlo), opté al puesto ofertado enviando mi CV y carta de presentación.

Después de un cierto período de tiempo, marcado por ley, me llegó un correo en el que se me convocaba a una entrevista y a la presentación de mi CV para el proceso de selección que os he descrito arriba. Dicha entrevista fue realizada el 26 de abril de 2017 de 9 a 10 de la mañana. La entrevista fue realizada por un tribunal de selección (J.C. - C.C. – J.F. – G.G. y C.M.) en la que hice una presentación oral sobre mi experiencia laboral. Mi experiencia laboral en general, pero sobre todo, me centré más (no totalmente) en estos 2 años y 5 meses trabajados en Alba. Después de mi exposición, llegó el turno a las preguntas y el sr. J.F. me comentó, que lo que buscaban, era algo más de lo yo había realizado hasta el momento. Buscaban a una persona que pudiera sustituir a mi excompañero O.B. Les contesté que si ese era el problema, si no tenían problema en formarme, estaba lo suficientemente motivado y con muchas ganas de aprender para poder afrontar dichas tareas. Les recordé, que si no había realizado otras tareas de más responsabilidad, era porque mi supervisor (J.F.), no me había dado los permisos necesarios para realizarlas (descargar con el toro, poder ver en el pc una orden de manipulación, ver  los correos que llegaban a la cuenta de almacén,…) o directamente no estaba formado para realizarlas (uso puente grúa, trabajos en altura,...).

-- Ahora estoy pensando en voz alta…
Si la intención cuando se abriera la plaza, era  la de coger a un candidato que pudiera sustituir, en todos los trabajos, a O.B., ¿por qué durante el tiempo que estuve trabajando en Alba no me dieron permisos ni me formaron en otras tareas para poder sustituir a O.B. cuando fuera necesario? Durante todo este tiempo trabajado, he visto a muchos de mis compañer@s formarse, tanto a los nuevos como los que están desde el principio; sin embargo a mí nunca me formaron (excepto en la manipulación de gases)--

Volviendo al tema que nos ocupa…
Me volvieron a preguntar que si me veía capacitado para realizar dichas tareas y les contesté que sí. Tenía mucha motivación y ganas por aprender más. Tras una corta deliberación, por parte del tribunal, me comentaron que seguía en el proceso de selección y que ya me dirían algo. El día 2 de mayo de 2017, recibo una llamada del sr. J.C. en la cual, sintiéndolo mucho, no he sido seleccionado. Me comenta, que el tribunal ha tomado la decisión por unanimidad. Que ha sido por muy poco margen de ventaja (cosa que a mí no me consuela). La persona que ha sido elegida  es más “polivalente” que yo. Me explico…la persona elegida, por unanimidad, aparte de saber de logística y transporte, tiene conocimientos de estructuras, ha trabajado con puente grúa y sabe utilizar las máquinas del “TALLER” (torno,soldadura,…). O sea, que a los requisitos de la oferta de trabajo de logística y transporte hay que añadir los de “TALLER”. Supongo que a mi excompañero, ahora le formarán (en cuanto a trabajos de “TALLER”), para estar a la altura y saber hacer lo mismo que su nuevo compañero. Si es así me alegro por él; ya que “el saber no ocupa lugar”.

Después de todo lo ocurrido, me han quedado muchas dudas y tengo la sensación de haber estado todo este tiempo nadando contra corriente. En fin, no me enrollo más y cada cual que saque sus propias conclusiones yo ya tengo la mía y me la guardo para mí. Cuesta mucho ver que todo el esfuerzo que uno ha realizado ha sido en vano, pero la decisión ya está tomada y mandan los que mandan. Tan sólo, daros las gracias a tod@s, por vuestro compañerismo y en muchos casos por vuestra amistad.
Saludos y hasta siempre,
M.
PDT. Sobre todo, no tengáis en cuenta las faltas de ortografía (acentos, puntos, comas,…).
         ¡Hace años que no redacto algo tan extenso!

viernes, 10 de marzo de 2017

SinControl #11

Os presentamos la última recopilación de artículos publicados en el blog de la sección sindical de CGT-CELLS:

     
Si te han gustado estos artículos y quieres estar al día sin tener que esperar a los recopilatorios, puedes suscribirte al servicio de alertas de nuevos artículos

Saludos,
Sección sindical CGT-CELLS

El comité ya no es necesario

El comité de empresa ya no es necesario. De hecho incluso supone una terrible amenaza para los trabajadores. Entonces, ¿quién asumirá su papel? ¿Quizás debamos volver a esos pasados y oscuros tiempos de asambleas clandestinas? Afortunadamente no será necesario. A partir de ahora la dirección de Alba asumirá personalmente la ingrata tarea de defender los derechos de sus colaboradores.

Al menos esto es lo que parece inferirse a raíz de la reciente enconada defensa de una de las colaboradoras del consorcio. En nombre de CELLS (y por tanto siguiendo instrucciones de la dirección, a no ser que se trate de un repentino arranque de insubordinación) el Gerente ha iniciado una cruzada sin precedentes en defensa de sus estimados colaboradores, denunciando al pérfido comité de empresa y a algunos de los miembros de las secciones sindicales por vulnerar los derechos de los trabajadores.

Aunque algunos desconfiados recalcitrantes afirmen que todo esto es jugar al cuento al revés y que el objetivo de la Dirección es mantener al CE enredado mientras ellos aprovechan, por ejemplo, para hacer juegos de trilero con los bonus y tener a gente de interino en puestos estructurales, nosotros desde CGT-CELLS no podemos más que aplaudir esta nueva e inesperada faceta de la dirección de CELLS. Si bien es cierto que ésta ya había mostrado cierta propensión a la defensa de sus colaboradores (por ejemplo usando el sincontrol de los jefes, actuando con energía ante incidentes de tráfico, defendiendo el interés del consorcio, ...), este último episodio nos lleva incluso a plantearnos nuestra propia disolución por innecesarios. Tan solo lamentamos que en otras muchas ocasiones la Dirección no actuase de forma tan enérgica en la defensa de los trabajadores, aunque probablemente aquellos incidentes menores simplemente pasaron desapercibidos:

sábado, 11 de febrero de 2017

Prepárate para odiar a los estibadores

Desde CGT-CELLS nos solidarizamos con los estibadores en lucha y queremos difundir el siguiente artículo publicado en eldiario.es por Isaac Rosa bajo licencia CC: BY-SA



Prepárate para odiar a los estibadores




Hacía ya tiempo que no teníamos un colectivo de trabajadores al que odiar con todas nuestras fuerzas y poder gritarles "¡privilegiados!". Hemos odiado a funcionarios (¡parásitos!), mineros (¡subvencionados!), profesores (¡vagos, todo el día de vacaciones!), y por supuesto a los más odiables de entre los odiosos: los controladores aéreos, que tan buenos ratitos de odio nos dieron un verano.

Pero estamos de enhorabuena, porque en los próximos días nos van a echar un nuevo hueso: los estibadores de puerto. No sabíamos nada de ellos hasta ahora, solo que son los que cargan y descargan barcos; pero resulta que también son unos privilegiados. Ahora el Gobierno prepara un decreto para liberalizar la actividad, y los trabajadores están dispuestos a ir a la huelga para defender sus derechos. Perdón, quiero decir que "los privilegiados están dispuestos a chantajearnos para defender sus privilegios".



La secuencia es la habitual, la hemos visto muchas veces:

1.- Cogemos un colectivo que todavía no haya sucumbido a reformas laborales y precarización.

2.- Anunciamos recortes de sueldos y derechos, porque "lo manda Europa", y con el argumentario habitual: liberalizar, ganar competitividad, modernizar, crear empleo…

3.- Señalamos a los trabajadores como "privilegiados", "restos de un modelo anacrónico" (a ser posible del franquismo, para odiarlos más), y por supuesto "aristocracia sindical".

4.- Informamos a la ciudadanía de los privilegios (sueldos altos, eso lo primero).

5.- Rompemos la negociación, por muy avanzada que esté, y no les dejamos más salida que la huelga.

6.- Acusamos a los huelguistas de dañar un "sector estratégico".

7.- Lanzamos una campaña de desprestigio por tierra, mar y aire.

Además, hay que asegurarse de que los representantes sindicales no tengan voz, que ya sabemos lo manipuladores que son: si les dejamos, dirán que lo suyo no son privilegios sino derechos ganados en décadas de lucha, que la suya es una profesión especialmente dura y con alta siniestralidad, que hay otras opciones para cumplir con Europa, que los puertos son rentables y lo único que buscan gobierno y patronal es abaratar costes laborales (rebaja salarial ¡del 60%!, más horas de trabajo, flexibilidad laboral…).

Nada, ni caso. No escuchen a los trabajadores, que son capaces de convencernos. Yo ayer lo hice, atendí a sus razones, y me entraron dudas: a ver si van a tener razón… A ver si en realidad no son unos privilegiados… A ver si es que el único "privilegio" que tienen (el mismo "privilegio" que controladores, mineros o funcionarios; el mismo "privilegio" que hemos perdido la mayoría; el que les quieren quitar) es el "privilegio" de ser capaces de defender sus derechos, de tener conciencia de clase, organización y capacidad de lucha.

Tantas dudas me entraron que miré a ver qué sindicato es ese de los estibadores y descubrí que tiene unos principios que no parecen los propios de una mafia ni de una aristocracia insolidaria: una coordinadora que se define de clase, democrática, asamblearia, internacionalista y que defiende la solidaridad con toda la clase trabajadora (como demuestra su participación en sucesivas huelgas generales).

Uf, me ablandé, lo reconozco. Empecé a pensar que deberíamos apoyar la lucha de los estibadores. No por ellos, sino por nosotros: porque cada vez que un colectivo "privilegiado" pierde derechos, el efecto mariposa laboral nos acaba golpeando a todos. No ganamos nada y, a cambio, perdemos espacios de organización sindical que todavía resisten y que sirven como ejemplo.

Nada, un día tonto, en seguida se me pasa. En cuanto vea dos telediarios recordándome el sueldazo de los estibadores me sumaré otra vez al pelotón de odiadores. Hacedme sitio, que voy.

lunes, 23 de enero de 2017

¿Seguimos en el mismo barco?

Como ya en su día dijo alguien, todos estamos en el mismo barco...



… pero algunos estamos en las calderas sudando y otros en primera clase tomando caviar.

Hace poco nos llegaron un par de respuestas parlamentarias a peticiones de documentación referente al Consorcio, realizadas por el grupo parlamentario de la CUP, bautizados como “los Papeles de #Panament”:

Entre la diversa información recibida, existen datos sobre el complemento de productividad (bonus). El Consorcio reparte cada año este bonus entre los trabajadores según un más que opaco sistema de evaluación y gratificación.

De los Papeles de #Panament se desprende que:

  • El total de bonus pagados a toda la plantilla en 2015, excluyendo a la directora, fue de 290.133,67€
  • El total de bonus 2015, incluyendo a todos los trabajadores que reciben bonus, fue de 302.133,67€
  • Ergo, la diferencia de 12.000€ entre ambas cantidades fue a parar a ….
  • El importe por productividad de la Directora viene fijado por el Consejo Rector, con un importe máximo de.... (adivínenlo!) 12.000,00€

Es decir, que la Directora ha recibido el 100% del su bonus máximo posible, mientras que para el resto de la plantilla la Dirección impone de media un 70%.
La mayoría (que no la media) del staff recibe un bonus alrededor de los 1.200€, que es 10 veces menor que el de la Directora.

Y por todo esto nos preguntamos: ¿seguimos en el mismo barco?

viernes, 20 de enero de 2017

Así es imposible llegar a un acuerdo (episode 1)

La dirección de CELLS lleva dos años empeñada en cambiar el modelo de evaluación. Razones para hacerlo no faltan, ya que el actual modelo:

  • es opaco porque los trabajadores no tienen acceso a parámetros clave que influyen en el resultado de su evaluación
  • huele a arbitrariedad por todos lados ya que cada jefe de división evalúa a sus subordinados como le apetece, realizando diferentes tipos de ajustes y ponderaciones secretas que dan pie a pensar que se mangonea con las notas y los bonus
  • etc…

Durante estos dos largos años de conversaciones, la propuesta inicial de modelo de la Dirección se había transformado en una especie de documento que, a pesar de ser incomprensible incluso tras 4 lecturas, se podía consultar con los trabajadores y podría incluso ser aceptado por la mayoría de éstos.

Y no piensen que había sido fácil. Durante este tiempo, la Dirección basó su negociación en:

  • Presentar una propuesta inicial infumable para hacer 6 meses después concesiones insignificantes y poder justificarlas como “mira si nos hemos movido de la propuesta inicial”
  • Introducir regresiones “de estrangis”, sin marcar en el control de cambios del documento, a puntos ya acordados.
  • Presentar varias propuestas, variando el redactado pero sin hacer cambios en el contenido y mareando la perdiz con cuestiones superficiales
  • No responder a algunas de las propuestas específicas de los representantes de los trabajadores
  • Hacer uso de documentos no editables para acordar redactados (te imprimes el PDF y luego vas buscando las diferencia párrafo a párrafo)
  • Dar por finalizada la negociación y, cuando el staff monta en cólera en la charla en que la Directora presenta el modelo, entonces decir que la puerta de la negociación siempre ha estado abierta y que hay que intentar llegar a un acuerdo.

Y tras todo esto, en la asamblea de trabajadores que quería debatir la propuesta de la Dirección, se presentó la negociadora del modelo y jefa de RRHH para reventarla (no se nos ocurre otra posible explicación a este comportamiento tan anómalo).

Querida Directora, así es normal que después de dos años sigamos sin un acuerdo … os pierden las formas.

Consideramos prioritario impedir coacciones a los trabajadores. Queremos reiterar que no se va a firmar ninguna regulación sin el respaldo de los trabajadores, con garantías en la que éstos puedan debatir sin miedo a represalias, para lo cual es condición indispensable que ni la Dirección ni quien la ha representado durante las negociaciones, estén presentes… especialmente si tienen un historial de amenazas a trabajadores.


Dicho esto, queda aclarar que en la asamblea del pasado 14 de Diciembre:

  • Se informó que todos los trabajadores afectados por la regulación podrían expresar su opinión con un voto
  • Se explicó personalmente a la responsable de RRHH (y representante de la Dirección en la negociación) que podía estar presente durante la votación, pero que, para permitir un debate en el que todos los trabajadores pudiesen expresarse libremente, sin sentirse coaccionados por su presencia, abandonase la sala durante el debate.
  • Desgraciadamente recibimos una respuesta negativa, argumentada en que ella es “una trabajadora como las demás”, indicándonos que no pensaba ausentarse durante el debate (de la propuesta que ella misma negoció y redactó)
  • Se expusieron estos hechos a los trabajadores y el CE propuso, en primera instancia, pasar directamente a la votación con todos los presentes
  • Una parte de los trabajadores argumentó que no podían expresar su opinión con un voto sin haber hecho el debate correspondiente, sugiriendo éstos posponer la decisión para una nueva fecha
  • A petición de los trabajadores, el Comité de Empresa propuso desconvocar la asamblea. Dicha propuesta fue ratificada por los presentes, sin tan siquiera la oposición de la responsable de RRHH presente en ese momento en la Asamblea

Así es imposible que haya acuerdo … y no precisamente por la falta de ganas e interés de los trabajadores.

Puesto que este culebrón parece ir para más largo todavía os mantendremos informados en próximos episodios.

jueves, 19 de enero de 2017

Una trabajadora como las demás

Tras los lamentables hechos ocurridos durante la pasada asamblea de trabajadores del miércoles 14 de Diciembre, creemos importante matizar qué significa ser una trabajadora “como las demás” y qué no lo es, ya que éste fue el argumento utilizado por la jefa de RRHH para no atender a las peticiones del Comité de Empresa, que finalmente desembocaron en que la asamblea fuese desconvocada.

Una trabajadora como las demás es:

  • Una trabajadora contratada por el Consorcio al igual que el resto de trabajadoras
  • Una trabajadora a la que le aplica el mismo Convenio Colectivo que al resto de trabajadoras
  • Una trabajadora que puede dirigirse al Comité de Empresa si cree que sus derechos laborales están siendo vulnerados igual que puede hacerlo cualquier otra trabajadora

Lo que hace que una trabajadora no sea “como las demás” es que esa trabajadora:

  • Sea la Jefa de Recursos Humanos y Finanzas del Consorcio
  • Sea la representante de la Dirección frente a los Representantes de los Trabajadores
  • Sea la encargada de negociar y firmar en representación de la Dirección las regulaciones que aplican sobre los trabajadores del Consorcio
  • Sea la que gestiona todos los contratos de trabajadores, incluidas las conversiones y modificaciones (de modo que “llevarle la contraria” no es lo mismo que hacérselo a cualquier otra trabajadora)
  • Sea la persona que fiscaliza las justificaciones de permisos y ausencias de todos los trabajadores (de modo que “llevarle la contraria” no es lo mismo que hacérselo a cualquier otra trabajadora)

Y además...

  • Sea partícipe del único despido que el Consorcio ha reconocido como improcedente en toda su historia (despido sin causas objetivas)
  • Sea la persona que obstaculiza el derecho de los trabajadores a ser asesorados por sus representantes sindicales (http://blog.sincontrol.org/2015/04/pero-esto-aqui-no-pasa-verdad.html )
  • Sea la representante de la Dirección que se permite amenazar a un grupo de trabajadores que preguntaban por la defensa de sus derechos (http://blog.sincontrol.org/2016/07/queja-la-direccion-sobre-presiones-los.html)
  • Sea la trabajadora que envía un correo a all_staff acusando al Comité de Empresa de mentir y de coaccionar a los trabajadores y que...
  • … tras estos hechos, consigue que la Directora le apoye públicamente en su siguiente charla pública, avalando así sus difamaciones al Comité de Empresa (http://blog.sincontrol.org/2016/07/carta-abierta-la-directora_4.html)
  • Sea la trabajadora que, tras quejarse a la Directora por lo sucedido en la asamblea del 14 de Diciembre, consigue que la Directora convoque de urgencia al CE la misma tarde para tratar el tema (ya querrían el resto de trabajadores del Consorcio tener este trato inmediato y preferente) ...
  • … y consigue que al día siguiente la Directora vaya un poco más allá, amenazando al Presidente del CE que le denunciará si no convoca una nueva asamblea en la que se garantice la participación de la jefa de RRHH

Y por toda esta serie de razones es por las cuales creemos que la jefa de RRHH del Consorcio no es “una trabajadora como las demás”. Si bien puede que tenga derecho a expresarse sobre las regulaciones que le afectan, como los demás trabajadores, su presencia en una asamblea coarta el derecho de los trabajadores, que sí son un@ más, a expresarse con libertad, y por lo tanto creemos que no debería asistir.

Y por eso se le invitó a dejar la asamblea del 14 de Diciembre, solo durante el debate, garantizándole la participación en la votación final como trabajadora afectada por la regulación, de la misma forma que otras veces se invitó a dejar la asamblea a miembros del Management que inmediatamente entendieron las razones y así lo hicieron.