miércoles, 9 de diciembre de 2015

El nuevo sistema

Problemas en casa

Jéfez: Ah Currántez, pase pase! ¿Cómo están sus hijas?
Currántez: Bueno, la mayor ya ha superado la operación a corazón abierto y se recupera bien.
Jéfez: Magnífico. Bueno, su evaluación de este año no podría ser mejor; su patente del condensador de fluzo ha hecho que se tripliquen los beneficios. ¡Un 10 oiga! Enhorabuena, se lo ha ganado.
Currántez: ¡Muchas gracias jefe!
Jéfez: Lamentablemente, con todo lo de su hija, ha faltado usted 9 semanas y le dejaremos su evaluación a 0 este año, pero usted no se desanime y siga así. ¡Estamos aquí para lo que necesite!
Currántez: ¡Váyase a tomar viento!
Jéfez: No se lo tome así hombre. Al menos a mi me van a dar un buen bonus gracias a su éxito!

Muy satisfactorio

Jéfez: Bueno Currántez. Este año no ha ido tan bien como el anterior, pero al menos no ha faltado usted ni un día.
Currántez: Es que no quiero quedarme a cero otro año jefe. Además, ¡no todos los años se puede inventar el condensador de fluzo!
Jéfez: Bueno, estoy muy satisfecho con su trabajo, pero con el nuevo cuestionario, con todas las puntuaciones como “Satisfactorio”, eso  equivale a un 3 pelao… que es lo mismo que un suspenso. Así que me temo que se vuelve a quedar este año sin bonus y sin promoción.
Currántez: ¡Pero será c***!
Jéfez: Oiga, no se ponga así. El año que viene ¡me hace usted más la pelota y listos!

El cálculo

Jéfez: Currántez, este año tengo buenas noticias. Ha conseguido usted el equilibrio justo entre peloteo y absentismo y no se va a quedar a cero.
Currántez: ¡ya era hora! Estoy ansioso por saber si consigo ya los puntos necesarios para promocionar.
Jéfez: Bueno, no se precipite. Parece que no se va a quedar a cero, pero hay que ser experto en magia negra para calcular el absentismo.
Currántez: Pero si todo este nuevo sistema de evaluaciones era para poder calcular la nota a partir del cuestionario.
Jéfez: Ya, pero los que lo diseñaron no repararon en ese pequeño detalle.
Currántez: Oiga: ¿algún año dejará de ser un problema esto de la evaluación?
Jéfez: Es que no parece que ese sea el objetivo de la Dirección.

Comparando

Pelótez: Hombre jefe, ¡qué buen aspecto tiene usted hoy! ¿Cómo le ha ido la evaluación? Seguro que un trabajador tan excelso como usted lo habrá bordado.
Jéfez: Bueno, tengo un 8 en el cuestionario y una semanita de ausencias...
Pelótez: ¡Anda! igual que yo. ¡Si es que formamos un buen equipo!
Jéfez: … con lo que me queda un 7,5*
Pelótez: ¿7,5? ¡No puede ser, a mi me queda un 7* pelao!
Jéfez: Es que con el nuevo sistema… penalizamos más a la gente por faltar cuanto más abajo en la jerarquía está … ¿no ves que si el jefe no viene no pasa nada? Lo importante es que vengáis los mindundis, que alguien tiene que trabajar.
Pelótez: ¡Pero cuánta razón tiene usted siempre jefe!


*: Cálculos aproximados; carecemos de un experto en magia negra para sacar las notas finales de Jéfez y Pelótez. Sólo sabemos que en el nuevo sistema, a mayor rango en la jerarquía, menor penalización por absentismo. Podéis ver la propuesta de la empresa y comprobar vuestras dotes de hechicero/bruja aquí.