jueves, 9 de abril de 2015

Pero esto aquí no pasa, ¿verdad?

Este relato os acerca la historia de Pedro, trabajador de los astilleros de Cádiz a los que llegó huyendo del frío pucelano. Llevaba ya algunos años trabajando en la naval Titanic y Asociados (antes conocida como VamosTodosEnElMismoBarco S.L.). A pesar de su antigüedad, estaba un poco nervioso el día que fue convocado por su empresa para proceder a firmar un cambio de contrato. La empresa le había ofrecido un nuevo-nuevo contrato de soldador pero primero debía rescindir su contrato de soldador en vigor. La cosa se había dilatado tanto que estaba a un día de comenzar sus vacaciones navideñas sin saber todavía si tendría o no contrato para el año siguiente.

Pedro no era experto en este tipo de actos y papeleos, por lo que decidió pedir a Zacarías, uno de sus representantes en el Comité de Empresa, que le acompañase a la reunión.Llegó el momento y Pedro y Zacarías se presentaron a la reunión con los representantes de la empresa a la hora acordada.

Pedro: Buenos días

Zacarías: Buenos días

Empresa: ¿Qué hace este aquí?

Zacarías: (Carámbanos, como están los humos de buena mañana) Vengo en calidad de representante del trabajador para asesorarle en el tema del cambio de contrato puesto que, una vez más, no habéis querido entregárselo antes para que pueda leerlo con calma 

Empresa: Primero procedemos a firmar el finiquito y después ya hablaremos del nuevo contrato.

Zacarías: Perfecto

Empresa: ¿Alguna duda sobre el finiquito?

Zacarías: Hombre, pues tengo una duda…

Empresa: Un momento. Yo no respondo preguntas del Comité de Empresa, sólo a las de nuestro colaborador.

Zacarías: ¿Cómo? ¿Que no puedo plantear preguntas durante esta reunión?

Empresa: Si tienes alguna duda preguntale a Pedro y si él tiene alguna duda se la responderé.

Zacarías: (Esto no puede estar pasando. Es como cuando teníamos 8 años y nos enfadábamos con un amigo: no le hablábamos y pedíamos a un tercero que intercediese. Pero bueno, vamos p’allá, sigamos con este despropósito o no acabaremos nunca) Supuestamente en este finiquito debería haber una indemnización por la finalización del contrato anterior y no parece que esté - corto y cambio.

Pedro: Pues eso

Empresa: ¿El qué?

Pedro: Lo que acaba de preguntar Zacarías

Empresa: Yo con él no hablo

Pedro: (Virgen santa, nunca debí salir de Valladolid) Bueno no, en realidad no es así. Aquí no tiene que constar nada sobre la indemnización por finalización del contrato actual, ¿verdad?

Empresa: No lo sé

Pedro: Lo de la indemnización ya lo habíamos hablado con la empresa y se compensará en el nuevo contrato, ¿por eso no aparece, verdad?

Empresa: A mi no me consta

Pedro: Bueno... de todos modos si no te importa firmaré como ‘No Conforme’, ¿de acuerdo?

Empresa: ¿No conforme? File:Skull & Crossbones BW.pngPerno, Rayo, Silueta, Negro,Bomb, Explosive, DetonationFile:Skull & Crossbones BW.pngFile:Skull & Crossbones BW.pngPerno, Rayo, Silueta, Negro,Perno, Rayo, Silueta, Negro,Perno, Rayo, Silueta, Negro,Bomb, Explosive, Detonation Firma como creas conveniente.

Pedro: Pues ahora que ya está aclarado lo del finiquito, ¿pasamos a firmar el nuevo contrato? 

Empresa: Pues va a ser que no, para el contrato ya te llamaremos en otro momento.

Así pues, Pedro firmó el finiquito como ‘No Conforme’ y ambos marcharon estupefactos tras el espectáculo presenciado. Gratis, sin pagar entrada. Hay teatros que para ver actuaciones la mitad de buenas pedían 20€ de entrada. Por contra, en el teatro si no te gustaba el show podías tirar tomates y verduras varias, cosa que en este caso no se podía hacer.

El mismo día por la tarde, a pocas horas de empezar las vacaciones Navideñas y de coger el avión hacia Valladolid, Pedro fue llamado por los representantes de la empresa para firmar el nuevo contrato. De nuevo solicitó a Zacarías que le acompañase. 

Zacarías: Buenos días

Pedro: Buenos días. Hemos venido por lo de la firma del nuevo contrato para el 1 de Enero (que ya empiezo a pensar que me quedo sin trabajo en una semana)

Empresa: ¿y qué hace este aquí?

Zacarías: (Señor, ¿yo que te he hecho para que me castigues así? Yo que solo compro productos Hacendado y que no me quejo cuando las viejecitas se me adelantan en la cola de la charcutería) Vengo en calidad de representante del trabajador para asesorarle en el tema del cambio de contrato, otra vez.

Empresa: Pues para el tema del nuevo, si Zacarías está presente yo a ti no te entrego el contrato.

Zacarías: (Ho haveu vist??? La mare que els va parir !!!! Y yo que he venido sin tomarme los 2 lingotazos estipulados por el artículo 34 del código del buen sindicalero) ¿Y eso por qué? ¿Dónde está el problema con el nuevo contrato? No dejáis al trabajador leer previamente el contrato, tampoco le dejáis llevárselo y traerlo otro día firmado y tampoco le dejáis venir a firmarlo acompañado de un asesor. ¿Qué le pasa a ese contrato? ¿Tiene cláusulas secretas escritas con zumo de limón? ¿Está escrito en lengua élfica? ¿Está impreso con tinta venenosa que te mata si la chupas? ¿Si miras directamente a los ojos del contrato te conviertes en estatua de piedra? 

Crick, crick File:Cricket Drawing.jpg Crick, crickFile:Cricket Drawing.jpg Crick, crick File:Cricket Drawing.jpg(silencio total)

Zacarías: Perdona pero, ¿nos lo puedes explicar?

Empresa: A ti no te hablo

Zacarías: (Le ha faltado decir lo de “Rebota, rebota y en tu culo explota”)

Pedro: Supongo que me toca re-preguntar a mi... ¿Que dónde está el problema de que Zacarías me acompañe? (Definitivamente esta empresa se ha convertido en una república bananera)

Empresa: A día de hoy no hay ninguna ley que me obligue a permitir la presencia de este señor durante la firma del nuevo contrato.

Zacarías: (Tampoco hay una ley que prohiba tirarse cuescos en los ascensores y las personas que pretenden mantener buenas relaciones lo evitan. Si no hay nada que esconder en ese contrato - y cada vez lo dudo más - lo único que se me ocurre es que lo que sí hay son ganas de tocar los huevos. Desde luego hoy hemos topado con Perry Mason y aquí no rascaremos bola) A ver Pedro, para evitar que esto se demore más creo que lo mejor será que salga del despacho. No hay forma de entender esta manera de actuar por parte de la empresa pero al menos que por nuestra parte no sea.

Zacarías abandonó el despacho dejando a Pedro con los representantes de la empresa para la lectura y firma del nuevo contrato, pero… quedaba un pequeño detalle sin importancia. Pedro tenía que romper “voluntariamente” el antiguo finiquito y firmarlo de nuevo como "Conforme" (al más puro estilo “y aquí no ha pasado nada”) o se iba a casa sin contrato de trabajo, puesto que oficialmente él ya había renunciado a su plaza actual… y todo esto sin testigos, que luego molestan, huelen y hay que darles de comer.

Una nueva historia sobre esas repugnantes estratagemas de las que oyes en el bar: “pues a mi cuñado un día los jefes de su empresa lo metieron en un despacho y bla bla bla...”.

Pero bueno, esto donde vosotros trabajáis seguro que no pasa, ¿verdad?

1 comentario:

  1. . . . . y de verdad no se puede hacer nada. Porque yo creo que sí . . . . . (al menos a nivel práctico)

    ResponderEliminar

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.