viernes, 5 de julio de 2013

The cycle of shit

“Shit happens” que se suele decir .... Reflexionando en esta gran verdad de la vida humana, se puede decir que la forma de enfrentarse a los problemas se puede clasificar en dos tipos, llamémosles tipo I y tipo II. The cycle of shit, o diagrama de flujo que representa el ciclo temporal de una organización ante la resolución de problemas queda reflejado en el esquema más abajo.

tipo I: Analizando los hechos, sin esconder información, llamando a las cosas por su nombre con el fin de encontrar sus causas últimas con el objetivo de encontrar la solución y llevarla a la práctica.
tipo II: Evitar el enfrentamiento, mantener el status quo, elegir el eufemismo, evitar mentar la causa del problema … y seguir como si nada hubiera pasado. 

Esta última estrategia funciona (más o menos) en un período corto de tiempo, a la larga, es destructiva puesto que la organización es susceptible de entrar en el peligroso “cycle of shit” descrito arriba. La tradición oral de Alba [1]  sabe cuáles son los problemas orgánicos y enquistados de esta organización que son sensibles de entrar en este delicado ciclo. Uno de estos problemas lo ha hecho, y el resultado ha quedado patente en el funcionamiento y rendimiento del sincrotrón durante los últimos meses.El fallo del sistema de refrigeración del agua ha sido “la crónica de una muerte anunciada”, y anunciada por muchos trabajadores, por cierto. A este sistema no se le ha asignado nunca un responsable claro y competente, y además, no se hizo la puesta a punto, ergo, el sistema no se conoce bien. Esto mismo aplica al resto de los sistemas de infraestructura, todos ellos críticos: aire comprimido, sistema eléctrico, etc. Bien, siendo positivos, este importante problema es una oportunidad. ¡De hecho, es una oportunidad para enfrentarse al problema de raíz, sin maquillaje superfluo, sin “paños calientes”!¡Ojalá se aproveche esta oportunidad!

Lamentablemente, hay que decir que hay otros muchos problemas de los llamados orgánicos en Alba y cada uno de ellos se merece páginas dedicadas:
I) la política de prevención de riesgos laborales basada en el “escapismo” de responsabilidades por parte del jefe de seguridad, pero eso sí,  generando toneladas de papeles inútiles (y con muchas firmas, por supuesto!)
II) el llamado “éxito formativo”, o mejor dicho, la “fuga del personal altamente cualificado” y muy valioso para el proyecto
III) los reinos de taifas que son las diferentes divisiones
IV) la forma en la que se menosprecia tácita o explícitamente  las funciones y derechos que tienen los representantes de los trabajadores
V) la lamentable política de recursos inhumanos

y un largo etc. ¿tendremos que esperar a que ocurra algo drástico, importante, grande, ENORME para que se llamen a las cosas por su nombre, para hacer un cambio de ciclo?

[1] Aquello que los albareños saben y de lo que a veces ... pero solo a veces, no hay tradición escrita.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.