domingo, 9 de junio de 2013

Jefitis

Dícese de aquella enfermedad degenerativa propia de las estructuras organizativas que se caracteriza porque el organigrama se encuentra superpoblado con jefes, de manera que la ratio subordinado/jefe es ~1 (o incluso menor). Tiene además otros efectos secundarios importantes, la jefitis suele ir acompañada de la "hiperburocracia" y de la "militarización" de la estructura del trabajo. Cuando hay demasiados jefes en una cadena de mando, cada uno de ellos tiene que validar, comentar, aconsejar, dirigir y aprobar una determinada propuesta. De esta manera la burocracia aumenta de forma exponencial así como la necesidad que tiene cada uno de estos jefes de demostrar que cada uno de los puestos de jefes son insustituibles mediante formularios extras o validaciones. La jefitis además produce otras anomalías como la “peloteritis”, excesivo amor al jefe (simple supervivencia en la mayoría de los casos o bien ganas de llegar a ser jefe), y la aversión al trabajo en equipo. El trabajo en equipo necesita de un cierto número de personas que se sientan cómodas, el equipo, sin tener a su jefe respirando en su nuca, con libertad para expresar una idea original y propia. De aquí vienen las llamadas sinergias. Cuando el recorrido medio del trabajador A sin jefe es pequeño (medido en tiempo, minutos), la libertad de acción (y de creación) también lo es.
¿Sufre el sincrotrón Alba de esta dolencia?
Con los datos disponibles y que son de dominio público se pueden hacer algunas reflexiones: i) en Alba hay 3 técnicos de taller que sirven a las divisiones de ingeniería, aceleradores y experimentos, ii) además hay dos técnicos de vacío para la división de experimentos y de aceleradores, y finalmente iii) hay tres técnicos de líneas que en principio hacen trabajos sólo para líneas. De estos datos se puede inferir que la proporción entre la persona que físicamente hace la tarea frente a la que espera que esta tarea se haga es muy baja. Este tipo de situación, llamémosle síntoma, es típica en los casos de jefitis.

Podemos ir en más detalle en el análisis. El promedio global en Alba subordinado/jefe es de 2.6; variando desde 4.29 (Ingeniería),  3.50  (Administración y Computing), 3.0 (Protección radiológica), 2.38 (Experiments) y  hasta 1.3 (Aceleradores), véase figura .



Resumiendo, el promedio global es bajo (se considera óptimo unos 15-20 trabajadores por jefe [1]), hay muchos jefes por trabajador-no-jefe y además la distribución varía bastante de división a división. De esto último se deduce que cada división se estructura de forma independiente a las demás y en la práctica las estrategias de comunicación, la forma y probablemente la calidad del trabajo, son muy diferentes.


El tipo de estructura organizativa es un reflejo del alma de una organización, refleja su ideal de trabajo, su ideal de relaciones laborales. Si se quiere una clara cadena de mando y mucho control, hacen falta jefes, y muchos; si se quiere trabajo en equipo, hace falta definir y "hacer equipo" (flat structure vs hierarchical structure). Las decisiones sobre la estructura de la organización tienen consecuencias en el cómo se hace el trabajo, en la calidad de éste y en el ambiente de trabajo, obviamente. Alba debe reflexionar sobre su forma de trabajar si, de verdad, quiere responder a las preguntas: ¿qué hacemos bien? ¿qué podemos mejorar? ¿ofrecemos un ambiente de trabajo atractivo para jóvenes talentos? ¿están nuestros trabajadores motivados?
Las más típicas  estructuras organizativos representadas gráficamente quedan ilustradas en las siguientes imágenes.

Estructura jerarquica


Estructura llamada “flat structure”

Estructura llamada “wirearchy”, concepto que se originó a raiz de la siguiente publicacion



[1] http://www.ehow.com/info_8679013_employeetomanager-ratio.html

Lecturas recomendadas






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.