lunes, 10 de junio de 2013

Fiel reflejo II (Testosterona SA)

Sea Alba un acelerador de partículas, una gran instalación, pero también sea, es, un pequeño laboratorio de personas. Ahondemos en la reflexión que comenzamos hace unos meses sobre la distribución de género en Alba, en esta ocasión centrándonos en el llamado “techo de cristal”.

¿Es la proporción de mujeres constante a lo largo de las diferentes estructuras del organigrama?
Los datos nos dicen que no, que la proporción no es constante. Nos encontramos  con que mientras que la proporción de mandos intermedios (jefes de grupo y de sección) se asemeja a la proporción total de mujeres en Alba, la cantidad de mujeres en el llamado ”management” es del 10% (frente a aproximadamente el 25% de mujeres en Alba[1]).
¿Cumple Alba las estadísticas de distribución de hombres/mujeres en cargos de poder y responsabilidad? Para responder a esta pregunta debemos clasificar a Alba. ¿Cabe comparar Alba con el CSIC o con la Universidad?. No parece la comparación más natural  puesto que Alba es una empresa, funciona como una empresa, mientras que el CSIC y la universidad son organismos públicos con mecanismos de contratación y de progresión profesional que son algo  más resistentes a la discriminación de género: tienen observatorios y planes de igualdad y las reglas de contratacion y promocion son más objetivas. Pero miremos los datos sobre los centros de investigación públicos. El CSIC tienen el 18% de directoras de centros (33% de visepresidencias) [2] y  las universidades españolas tienen aproximadamente un 15% de rectoras, con porcentajes del orden del 40% de mujeres en los equipos de gobierno de las universidades [3]. Bien, los centros públicos de investigación también tienen techo de cristal (aunque menos resistente). Desgraciadamente la situación de Alba es más parecida a las llamadas  “empresas cotizadas”, aún siendo Alba  la mayor infraestructura científica de España. Alba cumple con la tendencia de la distribución de hombres/mujeres en cargos de poder y responsabilidad en este tipo de empresas [4]. El pasado domingo 12 de mayo el diario el País dedicó la sección de economía a este tema titulándolo “Testosterona SA”. El artículo se puede resumir en la siguiente frase.
Las mujeres representan el 37% de las plantillas de las empresas cotizadas, pero solo el 22% de los mandos medios, el 11% de la alta dirección y el 10,5% de los consejos.
La tendencia que muestran los datos de Alba es muy similar a los que aparecen publicados en el artículo. En la publicación se recoge que esta situación difícil de corregir y que la crisis ha colocado a este problema en un segundo plano. La participación de las mujeres en el poder político en los últimos años se ha incrementado notablemente y el límite mínimo del 40% aparece cada vez más cercano.  Sin embargo, hay otros ámbitos como el poder económico y el cultural donde la participación femenina todavía es reducida. Queda mucho camino por recorrer. La ley de igualdad  da un marco (y facilidades) para que las empresas que aún no estando obligadas (menos de 250 trabajadores) elaboren un plan de igualdad [5]. Esta  propuesta concreta: elaborar un plan de igualdad es viable para Alba y a buen seguro cambiaría las estadísticas de género. Sólo hace falta voluntad.

[2]Personal Directivo del CSIC, tabla extraída del  INFORME MUJERES INVESTIGADORAS 2012

[3]  Los datos de las universidades se pueden encontrar en los planes de igualdad de cada una de ellas. Por ejemplo: la  UAB y la Universidad de Sevilla
[4] La plantilla está sufriendo muchos cambios, la proporción puede variar hasta una unidad  (1%) en un mes.
[5] Para impulsar la adopción voluntaria de planes de igualdad, el Gobierno establecerá medidas de fomento, especialmente dirigidas a las pequeñas y las medianas empresas, que incluirán el apoyo técnico necesario. véase http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/lo3-2007.t4.html#c4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.