miércoles, 20 de febrero de 2013

Yo de mayor no quiero ser representante de los trabajadores

Hija: Mamá, yo de mayor no quiero ser representante de los trabajadores.
Mamá: ¿Por qué no?
Hija: Pues porque creo que no me conviene para  mi promoción profesional, no lo podré incluir en mi curriculum y me va quitar horas efectivas de trabajo/ocio y familia. ¿Para qué mamá?
Mamá: Hija mía, es un puesto importante porque  vela por la legalidad, por el bienestar común. Si no hubiera representantes, ¿quién velaría por los intereses de los trabajadores? ¿quién evitaría los fraudes de ley? ¿quién se leería el convenio? ¿quién sabría cuánto te corresponde por año trabajado si te despiden, hija mía? Es un puesto muy importante.
Hija: Pero, ¿qué es eso del fraude de ley? Yo creo en el diálogo y a mí me parece que los representantes de los trabajadores sólo quieren armar bulla e ir a la huelga. No creo en las huelgas, no sirven para nada.
Mamá: Hija, ¿tú crees que la relación empleador-trabajador es de igual a igual?
Hija: Sí, claro.
Mamá: ¿Has leído algún contrato?
Hija: No.
Mamá: ¿Por qué existen leyes que definen la jornada máxima de trabajo? ¿Por qué existen leyes que regulan las horas extraordinarias? ¿Por qué existen leyes que definen los tipos de trabajo?
Hija: Pues ... no sé.
Mamá: Para poner límites. Si no hubiera límites, volveríamos al siglo XIX ... o incluso antes. Además .. ¿sabes cómo puede protestar un trabajador ante una situación injusta, ante una norma que se le impone?
Hija: Pues ... de forma civilizada, con diálogo, exponiendo los problemas que genera esta norma con un escrito que sea firmado por los trabajadores afectados.
Mamá: Bien, ¿y si no responden al escrito? No tienen por qué hacerlo.
Hija: Eso es impensable, pero si no respondiesen, pues lo normal es que los trabajadores no cumplan la norma.
Mamá: En ese caso, te pueden despedir de forma lícita puesto que no sigues esa norma. La huelga es una forma de “queja” legal.
Hija: Valeeee, pero mamá, yo sigo sin querer ser representante de los trabajadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar aquí. La discusión constructiva es bienvenida, pero el spam o las provocaciones serán eliminadas.