sábado, 11 de febrero de 2017

Prepárate para odiar a los estibadores

Desde CGT-CELLS nos solidarizamos con los estibadores en lucha y queremos difundir el siguiente artículo publicado en eldiario.es por Isaac Rosa bajo licencia CC: BY-SA



Prepárate para odiar a los estibadores




Hacía ya tiempo que no teníamos un colectivo de trabajadores al que odiar con todas nuestras fuerzas y poder gritarles "¡privilegiados!". Hemos odiado a funcionarios (¡parásitos!), mineros (¡subvencionados!), profesores (¡vagos, todo el día de vacaciones!), y por supuesto a los más odiables de entre los odiosos: los controladores aéreos, que tan buenos ratitos de odio nos dieron un verano.

Pero estamos de enhorabuena, porque en los próximos días nos van a echar un nuevo hueso: los estibadores de puerto. No sabíamos nada de ellos hasta ahora, solo que son los que cargan y descargan barcos; pero resulta que también son unos privilegiados. Ahora el Gobierno prepara un decreto para liberalizar la actividad, y los trabajadores están dispuestos a ir a la huelga para defender sus derechos. Perdón, quiero decir que "los privilegiados están dispuestos a chantajearnos para defender sus privilegios".



La secuencia es la habitual, la hemos visto muchas veces:

1.- Cogemos un colectivo que todavía no haya sucumbido a reformas laborales y precarización.

2.- Anunciamos recortes de sueldos y derechos, porque "lo manda Europa", y con el argumentario habitual: liberalizar, ganar competitividad, modernizar, crear empleo…

3.- Señalamos a los trabajadores como "privilegiados", "restos de un modelo anacrónico" (a ser posible del franquismo, para odiarlos más), y por supuesto "aristocracia sindical".

4.- Informamos a la ciudadanía de los privilegios (sueldos altos, eso lo primero).

5.- Rompemos la negociación, por muy avanzada que esté, y no les dejamos más salida que la huelga.

6.- Acusamos a los huelguistas de dañar un "sector estratégico".

7.- Lanzamos una campaña de desprestigio por tierra, mar y aire.

Además, hay que asegurarse de que los representantes sindicales no tengan voz, que ya sabemos lo manipuladores que son: si les dejamos, dirán que lo suyo no son privilegios sino derechos ganados en décadas de lucha, que la suya es una profesión especialmente dura y con alta siniestralidad, que hay otras opciones para cumplir con Europa, que los puertos son rentables y lo único que buscan gobierno y patronal es abaratar costes laborales (rebaja salarial ¡del 60%!, más horas de trabajo, flexibilidad laboral…).

Nada, ni caso. No escuchen a los trabajadores, que son capaces de convencernos. Yo ayer lo hice, atendí a sus razones, y me entraron dudas: a ver si van a tener razón… A ver si en realidad no son unos privilegiados… A ver si es que el único "privilegio" que tienen (el mismo "privilegio" que controladores, mineros o funcionarios; el mismo "privilegio" que hemos perdido la mayoría; el que les quieren quitar) es el "privilegio" de ser capaces de defender sus derechos, de tener conciencia de clase, organización y capacidad de lucha.

Tantas dudas me entraron que miré a ver qué sindicato es ese de los estibadores y descubrí que tiene unos principios que no parecen los propios de una mafia ni de una aristocracia insolidaria: una coordinadora que se define de clase, democrática, asamblearia, internacionalista y que defiende la solidaridad con toda la clase trabajadora (como demuestra su participación en sucesivas huelgas generales).

Uf, me ablandé, lo reconozco. Empecé a pensar que deberíamos apoyar la lucha de los estibadores. No por ellos, sino por nosotros: porque cada vez que un colectivo "privilegiado" pierde derechos, el efecto mariposa laboral nos acaba golpeando a todos. No ganamos nada y, a cambio, perdemos espacios de organización sindical que todavía resisten y que sirven como ejemplo.

Nada, un día tonto, en seguida se me pasa. En cuanto vea dos telediarios recordándome el sueldazo de los estibadores me sumaré otra vez al pelotón de odiadores. Hacedme sitio, que voy.

lunes, 23 de enero de 2017

¿Seguimos en el mismo barco?

Como ya en su día dijo alguien, todos estamos en el mismo barco...



… pero algunos estamos en las calderas sudando y otros en primera clase tomando caviar.

Hace poco nos llegaron un par de respuestas parlamentarias a peticiones de documentación referente al Consorcio, realizadas por el grupo parlamentario de la CUP, bautizados como “los Papeles de #Panament”:

Entre la diversa información recibida, existen datos sobre el complemento de productividad (bonus). El Consorcio reparte cada año este bonus entre los trabajadores según un más que opaco sistema de evaluación y gratificación.

De los Papeles de #Panament se desprende que:

  • El total de bonus pagados a toda la plantilla en 2015, excluyendo a la directora, fue de 290.133,67€
  • El total de bonus 2015, incluyendo a todos los trabajadores que reciben bonus, fue de 302.133,67€
  • Ergo, la diferencia de 12.000€ entre ambas cantidades fue a parar a ….
  • El importe por productividad de la Directora viene fijado por el Consejo Rector, con un importe máximo de.... (adivínenlo!) 12.000,00€

Es decir, que la Directora ha recibido el 100% del su bonus máximo posible, mientras que para el resto de la plantilla la Dirección impone de media un 70%.
La mayoría (que no la media) del staff recibe un bonus alrededor de los 1.200€, que es 10 veces menor que el de la Directora.

Y por todo esto nos preguntamos: ¿seguimos en el mismo barco?

viernes, 20 de enero de 2017

Así es imposible llegar a un acuerdo (episode 1)

La dirección de CELLS lleva dos años empeñada en cambiar el modelo de evaluación. Razones para hacerlo no faltan, ya que el actual modelo:

  • es opaco porque los trabajadores no tienen acceso a parámetros clave que influyen en el resultado de su evaluación
  • huele a arbitrariedad por todos lados ya que cada jefe de división evalúa a sus subordinados como le apetece, realizando diferentes tipos de ajustes y ponderaciones secretas que dan pie a pensar que se mangonea con las notas y los bonus
  • etc…

Durante estos dos largos años de conversaciones, la propuesta inicial de modelo de la Dirección se había transformado en una especie de documento que, a pesar de ser incomprensible incluso tras 4 lecturas, se podía consultar con los trabajadores y podría incluso ser aceptado por la mayoría de éstos.

Y no piensen que había sido fácil. Durante este tiempo, la Dirección basó su negociación en:

  • Presentar una propuesta inicial infumable para hacer 6 meses después concesiones insignificantes y poder justificarlas como “mira si nos hemos movido de la propuesta inicial”
  • Introducir regresiones “de estrangis”, sin marcar en el control de cambios del documento, a puntos ya acordados.
  • Presentar varias propuestas, variando el redactado pero sin hacer cambios en el contenido y mareando la perdiz con cuestiones superficiales
  • No responder a algunas de las propuestas específicas de los representantes de los trabajadores
  • Hacer uso de documentos no editables para acordar redactados (te imprimes el PDF y luego vas buscando las diferencia párrafo a párrafo)
  • Dar por finalizada la negociación y, cuando el staff monta en cólera en la charla en que la Directora presenta el modelo, entonces decir que la puerta de la negociación siempre ha estado abierta y que hay que intentar llegar a un acuerdo.

Y tras todo esto, en la asamblea de trabajadores que quería debatir la propuesta de la Dirección, se presentó la negociadora del modelo y jefa de RRHH para reventarla (no se nos ocurre otra posible explicación a este comportamiento tan anómalo).

Querida Directora, así es normal que después de dos años sigamos sin un acuerdo … os pierden las formas.

Consideramos prioritario impedir coacciones a los trabajadores. Queremos reiterar que no se va a firmar ninguna regulación sin el respaldo de los trabajadores, con garantías en la que éstos puedan debatir sin miedo a represalias, para lo cual es condición indispensable que ni la Dirección ni quien la ha representado durante las negociaciones, estén presentes… especialmente si tienen un historial de amenazas a trabajadores.


Dicho esto, queda aclarar que en la asamblea del pasado 14 de Diciembre:

  • Se informó que todos los trabajadores afectados por la regulación podrían expresar su opinión con un voto
  • Se explicó personalmente a la responsable de RRHH (y representante de la Dirección en la negociación) que podía estar presente durante la votación, pero que, para permitir un debate en el que todos los trabajadores pudiesen expresarse libremente, sin sentirse coaccionados por su presencia, abandonase la sala durante el debate.
  • Desgraciadamente recibimos una respuesta negativa, argumentada en que ella es “una trabajadora como las demás”, indicándonos que no pensaba ausentarse durante el debate (de la propuesta que ella misma negoció y redactó)
  • Se expusieron estos hechos a los trabajadores y el CE propuso, en primera instancia, pasar directamente a la votación con todos los presentes
  • Una parte de los trabajadores argumentó que no podían expresar su opinión con un voto sin haber hecho el debate correspondiente, sugiriendo éstos posponer la decisión para una nueva fecha
  • A petición de los trabajadores, el Comité de Empresa propuso desconvocar la asamblea. Dicha propuesta fue ratificada por los presentes, sin tan siquiera la oposición de la responsable de RRHH presente en ese momento en la Asamblea

Así es imposible que haya acuerdo … y no precisamente por la falta de ganas e interés de los trabajadores.

Puesto que este culebrón parece ir para más largo todavía os mantendremos informados en próximos episodios.

jueves, 19 de enero de 2017

Una trabajadora como las demás

Tras los lamentables hechos ocurridos durante la pasada asamblea de trabajadores del miércoles 14 de Diciembre, creemos importante matizar qué significa ser una trabajadora “como las demás” y qué no lo es, ya que éste fue el argumento utilizado por la jefa de RRHH para no atender a las peticiones del Comité de Empresa, que finalmente desembocaron en que la asamblea fuese desconvocada.

Una trabajadora como las demás es:

  • Una trabajadora contratada por el Consorcio al igual que el resto de trabajadoras
  • Una trabajadora a la que le aplica el mismo Convenio Colectivo que al resto de trabajadoras
  • Una trabajadora que puede dirigirse al Comité de Empresa si cree que sus derechos laborales están siendo vulnerados igual que puede hacerlo cualquier otra trabajadora

Lo que hace que una trabajadora no sea “como las demás” es que esa trabajadora:

  • Sea la Jefa de Recursos Humanos y Finanzas del Consorcio
  • Sea la representante de la Dirección frente a los Representantes de los Trabajadores
  • Sea la encargada de negociar y firmar en representación de la Dirección las regulaciones que aplican sobre los trabajadores del Consorcio
  • Sea la que gestiona todos los contratos de trabajadores, incluidas las conversiones y modificaciones (de modo que “llevarle la contraria” no es lo mismo que hacérselo a cualquier otra trabajadora)
  • Sea la persona que fiscaliza las justificaciones de permisos y ausencias de todos los trabajadores (de modo que “llevarle la contraria” no es lo mismo que hacérselo a cualquier otra trabajadora)

Y además...

  • Sea partícipe del único despido que el Consorcio ha reconocido como improcedente en toda su historia (despido sin causas objetivas)
  • Sea la persona que obstaculiza el derecho de los trabajadores a ser asesorados por sus representantes sindicales (http://blog.sincontrol.org/2015/04/pero-esto-aqui-no-pasa-verdad.html )
  • Sea la representante de la Dirección que se permite amenazar a un grupo de trabajadores que preguntaban por la defensa de sus derechos (http://blog.sincontrol.org/2016/07/queja-la-direccion-sobre-presiones-los.html)
  • Sea la trabajadora que envía un correo a all_staff acusando al Comité de Empresa de mentir y de coaccionar a los trabajadores y que...
  • … tras estos hechos, consigue que la Directora le apoye públicamente en su siguiente charla pública, avalando así sus difamaciones al Comité de Empresa (http://blog.sincontrol.org/2016/07/carta-abierta-la-directora_4.html)
  • Sea la trabajadora que, tras quejarse a la Directora por lo sucedido en la asamblea del 14 de Diciembre, consigue que la Directora convoque de urgencia al CE la misma tarde para tratar el tema (ya querrían el resto de trabajadores del Consorcio tener este trato inmediato y preferente) ...
  • … y consigue que al día siguiente la Directora vaya un poco más allá, amenazando al Presidente del CE que le denunciará si no convoca una nueva asamblea en la que se garantice la participación de la jefa de RRHH

Y por toda esta serie de razones es por las cuales creemos que la jefa de RRHH del Consorcio no es “una trabajadora como las demás”. Si bien puede que tenga derecho a expresarse sobre las regulaciones que le afectan, como los demás trabajadores, su presencia en una asamblea coarta el derecho de los trabajadores, que sí son un@ más, a expresarse con libertad, y por lo tanto creemos que no debería asistir.

Y por eso se le invitó a dejar la asamblea del 14 de Diciembre, solo durante el debate, garantizándole la participación en la votación final como trabajadora afectada por la regulación, de la misma forma que otras veces se invitó a dejar la asamblea a miembros del Management que inmediatamente entendieron las razones y así lo hicieron.

martes, 26 de julio de 2016

Sincontrol #10

Os presentamos la última recopilación de artículos publicados en el blog de la sección sindical de CGT-CELLS:

Si te han gustado estos artículos y quieres estar al día sin tener que esperar a los recopilatorios, puedes suscribirte al servicio de alertas de nuevos artículos

Saludos compañeros!
Sección sindical CGT-CELLS

domingo, 24 de julio de 2016

Asesor de la Dirección

Recientemente la Comisión Rectora del Consorcio ha decidido jubilar al Presidente del Consorcio, y asumir las funciones del cargo desde la propia comisión. Inmediatamente, se ha creado una nueva plaza de asesor de la Dirección, que será ocupada por el actual Presidente del Consorcio. Así, a dedo, sin abrir la plaza a concurso público como se hace para el resto de puestos del Consorcio.

¿Y de dónde habrá salido la dotación presupuestaria para hacer frente a este nuevo puesto de asesor que nunca había existido en el organigrama del Consorcio? … quien sabe, casi mejor no preguntar.

Esto contrasta con que hasta ahora ha sido prácticamente imposible crear nuevas plazas para cubrir necesidades claramente identificadas como (y solo por citar algunas de las múltiples carencias de personal con las que tenemos que lidiar a diario):
  • Más personal en todas las divisiones de soporte (computing, administración, ingeniería) para hacer frente a las demandas de nuevas líneas experimentales, ya que actualmente no se llega ni a dar servicio a las líneas que están en funcionamiento (pese a que una de las máximas prioridades del centro es crecer en número de líneas).
  • Más científicos de línea para que éstos no tengan que pulverizar y sobrepasar a escondidas el techo de horas trabajadas establecido en el convenio sin que les sean compensadas ni las puedan recuperar.
  • Más operadores de la instalación y coordinadores de líneas experimentales (floor coordinators) para reducir sus cargas de turnicidad, que alcanzan picos de más del 80%.
Esperamos que este “nuevo” asesor aconseje sabiamente a la Dirección sobre éstos y otros muchos problemas que se dan en este nuestro centro de trabajo.

Eso sí, por supuesto, desde la Dirección todo se hace pensando en el interés del consorcio.

Visto en ALBA: Ruta de evacuación

Recientemente ha aparecido en ALBA una nueva señalización que muestra la ruta a seguir en caso de evacuación del centro: La ruta a seguir es sencilla:

Partiendo del Muro, dirigirse al sur siguiendo el Camino Real a través de Invernalia y Foso Callin hasta llegar al final del mapa. ¡No tiene pérdida!

viernes, 15 de julio de 2016

Visto en ALBA: water leak!


Desde los primeros días, en nuestro centro de excelencia aparecen cada vez que llueve unos prominentes charcos en muchos lugares del edificio. Aunque para algunos esto supondría un problema, en realidad no lo es. Se trata de una “feature” del edificio para fomentar el deporte en equipo. Cada vez que llueve, los miembros del EPC (Equipo de Patinaje de CELLS) se calzan sus zapatillas de suela plana y salen a practicar de charco en charco por el edificio.
En los últimos Campeonatos Estatales de Patinaje en Edificio, el EPC llegó al 3er escalón del pódium.
ENHORABUENA CAMPEONES !!!!

En el Interés del consorcio

Hagamos un simple ejercicio de comparación. 101 trabajadores denuncian que les deben la paga de Navidad de 2012. Van a juicio y el juez dicta que la parte que ya habíamos devengado tenía que ser pagada a los denunciantes.

En base a esa sentencia la Dirección del Consorcio decide pagar esa parte proporcional de la paga extra a todo el personal al que se le retuvo esa paga. “Todo el personal” incluye a la propia dirección (que no había denunciado).

Parece que ahora, si algún trabajador de los “temporales estructurales” ahora convertidos a interinos denunciara el fraude de ley de su contratación, ganara, y por lo tanto fuera automáticamente fijo, resulta que acabaría de patitas en la calle.

Luego la Dirección del Consorcio, no sólo cometería una nueva ilegalidad vulnerando la garantía de indemnidad, sino que esta vez no buscaría la forma de aprovechar una sentencia judicial para tratar de estabilizar al resto de trabajadores afectados que no han participado en la denuncia.

Eso sí, por supuesto, desde la Dirección todo se hace pensando en el interés del consorcio.

lunes, 4 de julio de 2016

Carta abierta a la Directora

Tras la queja realizada por el Comité de Empresa (CE), la responsable de Recusrsos Humanos (RRHH) contestó a la plantilla acusando al CE de mentir y coaccionar a los trabajadores. Lo hizo sin aportar pruebas que sustenten sus acusaciones.
Días después, la Directora del centro, ante toda la plantilla, no solo no censuró los actos de la responsable de RRHH, sino que se deshizo en alagos hacia ella, avalando así su conducta.
Como respuesta, el CE ha escrito la siguiente carta abierta:

_______________________________________


Sra. Directora,

El pasado 3 de junio recibimos un correo electrónico de la responsable de personal del consorcio, dirigiéndose a la representación legal de los trabajadores de forma absolutamente fuera de lugar, tanto por su contenido como por su tono, y especialmente teniendo en cuenta el rol que ejerce su remitente en nuestra institución.

Dicho mensaje respondía a una queja formal presentada porel Comité de Empresa en la que se pedía a la Directora del laboratorio que tomara medidas ante la reiteración de episodios en que algunos jefes habían amenazado a diferentes grupos de trabajadores.

Aunque la responsable de personal realizó su respuesta públicamente entre la plantilla de CELLS, decidimos no responder a la provocación entendiendo que un mensaje de estas características se califica por sí solo.

Pero después de su intervención durante la reunión con la plantilla del pasado Lunes 20 de junio, nos vemos obligados a hacerlo en los siguientes
términos:

• Es del todo inaceptable que una representante de la Dirección lance acusaciones graves contra los miembros del Comité de Empresa, sin concretar los hechos que las sustentan. En concreto, se nos acusa de mentir, de coaccionar a los trabajadores y se hace referencia a supuestas divisiones internas, cuando en realidad lo que afirmamos puede ser avalado por testigos presenciales, nunca hemos coaccionado a nadie (al contrario, en numerosas ocasiones hemos defendido a los trabajadores ante coacciones de la dirección) y todas nuestras acciones como comité se toman por consenso.

• Es importante no desviar el foco del asunto que motiva la protesta de la representación legal de los trabajadores de CELLS: el hecho de que en distintas ocasiones algunos jefes han intentado impedir el ejercicio de sus derechos a diferentes grupos de trabajadores amenazándolos con la posibilidad de perder sus puestos de trabajo.

• Recientemente, desde la Dirección del consorcio se ha vuelto a decir a un grupo de trabajadores y trabajadoras que si deciden denunciar las irregularidades de su situación contractual ante los tribunales, incluso ganando el juicio y con una sentencia declarando el carácter indefinido de su contrato de trabajo, los responsables del consorcio pueden tomar la decisión de despedirlos improcedentemente pagando la indemnización correspondiente.

• Estos mensajes constituyen claramente un intento de impedir que dichas personas acudan a la justicia si consideran que se han vulnerado sus derechos laborales, ya que se les hace creer que se enfrentarían al riesgo de perder el puesto de trabajo.

• El último episodio del que tenemos constancia tuvo lugar durante la primera de las reuniones con las personas que debían solicitar la conversión de su contrato de obra y servicio a uno de interinidad. En dicha reunión actuaban en representación de la Dirección el Gerente, la responsable de personal y el jefe de la división de experimentos.  Las afirmaciones que calificamos de amenaza fueron expresadas en respuesta a una de las preguntas de los asistentes a las reuniones, durante la cual intervinieron la responsable de personal y el jefe de experimentos. Aunque lo más grave es que ninguno de los tres representantes de la Dirección contradijo ni matizó dichas afirmaciones que motivan la queja, dejando claro a los asistentes que se trataba de la posición de la Dirección del centro.

• Para dar respuesta a nuestra queja formal, el pasado 19 de mayo usted convocó al Comité de Empresa a una reunión en la que se refirió a los episodios detallados en nuestro escrito como posibles malos entendidos, y nos pidió que no hiciéramos más comunicados a plantilla para así evitar que desde el Ministerio pudiesen venir a preguntar a CELLS sobre las conversiones de contratos temporales a interinos. En otras palabras, nos pidió cierta “paz social”. Desde el CE no sólo nos comprometimos con usted a obrar de buena fe al respecto, sino que además facilitamos, junto con los trabajadores y resolviendo sus dudas, que estos cambios de contrato se hiciesen sin la menor traba ni complicación.

• En la misma reunión, le pedimos que la Dirección hiciese un comunicado a la plantilla aclarando su posición y comprometiéndose a no tomar represalias contra aquellos trabajadores que decidan acudir a los tribunales para intentar regularizar su contrato temporal.

• Tras convocar en reunión a todos los trabajadores, no sólo desaprovechó la oportunidad para comunicar que la Dirección no represaliaría a los trabajadores que decidieran denunciar, tal como se nos comentó verbalmente, sino que además decidió legitimar la respuesta enviada por la responsable de personal con la que abrimos la presente carta y dar cobertura explícita a unas formas de llevar las relaciones laborales que, como todos sabemos, se basan en la desconfianza y el autoritarismo, y tantas tensiones generan en nuestro laboratorio.

¿Es esto lo que entiende por “paz social”?

• Ante esta situación, consideramos grave que desde la Dirección no se haya tomado ninguna medida para evitar la repetición de situaciones como las que motivan nuestra queja formal, no se haya clarificado su posición frente a las amenazas sobre los trabajadores y se haya cerrado filas de forma acrítica alrededor de unas actitudes del todo inaceptables.

• Visto lo expuesto, consideramos incumplido por parte de Dirección el acuerdo de no generar ruido mediático con el tema de los contratos, habiéndonos defraudado completamente. Mientras que por nuestra parte se ha mantenido una actitud constructiva y de buena fe, la Dirección ha avalando y alentado a los que nos tratan infundadamente de mentirosos y coaccionadores. Es por ello que consideramos rotos todos los acuerdos verbales al respecto, y anunciamos nuestra intención de divulgar por los medios que consideremos oportunos la deplorable situación contractual del Consorcio, y las medidas que eventualmente tomaremos para remediarla, tal y como es nuestra obligación.


Atentamente,
El Comité de Empresa de CELLS